¿Tienes una pyme?

¿Sabes como darse a conocer en las redes sociales?

¿Tienes claro que debes hacer?

 

social-media-290x230-istockphoto-thinkstockLas redes sociales son una oportunidad para todos, un nuevo canal de comunicación donde fidelizar al cliente actual y encontrar nuevos.

Toda oportunidad conlleva sus riesgos y su periodo de adaptación, por tanto, debemos tomarlo en serio, como una ayuda a nuestro negocio, no como un juego que dejamos en manos ajenas sin preocuparnos por lo que  va a cambiar.

Tanto si optas por gestionar tus perfiles como si contratas a un profesional debes tener debes tener claros algunos puntos:

Asumir el cambio de rol de los consumidores.

Cuando empezaste con vuestro negocio, probablemente no existían las redes sociales, incluso puede que ni siquiera Internet. Y la comunicación con vuestros clientes era en el propio negocio, con vuestro escaparate y servicio.

La vida da muchas vueltas, ahora el cliente demanda más, conoce más el mercado y tiene más herramientas para comparar. ¿Quieres estar en su mente? Entra en su juego. 

Optimizar el tiempo y las herramientas

El tiempo es oro y dado su precio es mejor pensar antes de actuar. No todas las redes sociales son necesarias, tal y como comentamos en el anterior post sobre “Redes Sociales, donde estas y donde no” , pero seguro que existe alguna adecuada a tu cliente y tu negocio.

Estudiar cuales son las optimas y que tipo de información y servicios se prestaran desde la red, ahorrará mucho tiempo a la hora de gestionar tus perfiles. Si no tienes tiempo o no sabes como hacerlo busca un profesional que gestione tu comunicación o que te enseñe como hacerlo tu mismo.

Integrar el cambio en toda nuestra empresa, ya sean 2 o 20 personas.

De nada vale un perfil en Facebook si los empleados no están volcados en este proyecto. Las redes sociales son un escaparate de tu negocio, al igual que se cuida la atención al público, debe cuidarse la relación y el grado de implicación de todos en la red.

Tener unos pasos a seguir para cada ocasión.

Actuar siempre del mismo modo. Hay que tener un diagnostico de pasos a seguir, tener claro que se hace cuando hay un nuevo seguidor, alguien expone una queja o un comentario favorable. Cada pequeño detalle ahorra tiempo y facilita la relación empresa – cliente.

Conocimiento de donde estamos y las herramientas de las que disponemos.

¿Usas facebook para uso personal? ¿y las demás redes? ¿sabes el tiempo que te llevará?

Volvemos a lo mismo, las redes no son un juego, no hay que estar por que sí, hay que tener un motivo y pensar que queremos conseguir. Mira tu competencia, muévete  lee, infórmate y sobre todo, navega por la red en busca de ideas, apunta acciones que te gustan, diseños y todo tipo de comunicación que te ayude a visualizar lo que quieres y encontrar un camino a seguir.

Tener visibilidad.

Solo se consigue si conseguimos que la gente interactúe con nuestro contenido, y ¿cómo conseguirlo?

Piensa quien eres, que servicios ofreces, a quien se lo ofreces y luego, como experto en tu campo, que contenido puedes compartir con ellos.

Existe una regla, que no debes romper: “Regla del 40 – 40 – 20″

40 de interacción: experiencias, servicios útiles para relacionarse.
40 de contenido relevante para nuestro público objetivo.
20 de nosotros.

 

El camino será largo, habrá muchas dudas, no te vengas abajo, revisa que has hecho bien y que has hecho mal, vuelve atrás y recompone el camino. Al fin y al cabo, tienes una empresa, no eres nuevo afrontando la incertidumbre y resolviendo problemas.